Un Mar para todos clase práctica.jpg

Jóvenes con discapacidad intelectual descubren el valor terapéutico de la vela

  •   lunes, 10 de octubre de 2016

Cinco integrantes de la Asociación de Padres de Alumnos con Discapacidad en Aulas Enclave de la provincia de Las Palmas (APAELP) han disfrutado de una jornada diferente junto al mar en la que han adquirido algunos conocimientos teóricos sobre el deporte de la vela, una de las disciplinas náuticas con más arraigo en Canarias, a la vez que han podido navegar por primera vez en un crucero. La Fundación DISA y la Federación Insular de Vela de Gran Canaria han hecho posible esta actividad, dentro del proyecto deportivo y social Un Mar para todos.

Las actividades en el medio acuático favorecen el desarrollo cognitivo, motor y afectivo-social de las personas con discapacidad. A través de Un Mar para todos se pretende que los participantes se sientan mejor y desarrollen sus relaciones sociales, al tiempo que realizan una actividad beneficiosa para su salud.  Durante algo más de cuatro horas, los alumnos han conocido la historia y significado de los nudos marineros o el reglamento de las regatas a vela en una clase teórica celebrada en la sede de la Federación Insular de Vela, ubicada en el Muelle Deportivo de Las Palmas de Gran Canaria.

Posteriormente, han tenido la oportunidad de poner en práctica lo aprendido con una actividad acuática en un barco de vela ligera. Para muchos de los participantes ha supuesto su primer contacto con los deportes náuticos, participando en un bautismo de mar.

La iniciativa Un Mar para todos nació en 2013 para hacer de la vela una actividad inclusiva, permitiendo a personas con discapacidad física o intelectual practicar este deporte. Consta de una media de 12 jornadas para que las personas con discapacidad, que atiendan a las sucesivas clases de vela, vayan logrando una mayor autonomía y consigan desenvolverse mejor en los deportes relacionados con el mar.  En esta nueva edición participan, además de alumnos de APAELP, usuarios de los Centros de Día de Rehabilitación Psicosocial de Gran Canaria, quienes, además de desenvolverse en el mar, compartirán valores como el esfuerzo o el compañerismo.