Mochilas Llenas

El año 2020 ha sido un año complicado desde prácticamente todas las ópticas sanitarias, sociales y económicas. La crisis social que ha surgido a causa de la situación de pandemia ha afectado a prácticamente todos los colectivos sociales y profesionales, pero con mucha más fuerza a aquellos que ya manifestaban alguna dificultad previa.

En este escenario, los niños y niñas en situación de riesgo de exclusión han sido uno de los eslabones más débiles y castigados por la situación de su entorno.

Tras la declaración del Estado de Alarma y cierre de escuelas y centros educativos, más de 8 millones de niños y niñas en el país han quedado en muchos casos sin acceso a educación o apoyo educativo. Además, el aislamiento en hogares en los que las condiciones de salubridad, afecto, espacio… no son las óptimas, la falta de escolarización y apoyo por el personal docente, la carencia de espacios de juego adecuados o el nivel de ansiedad manifestado, son algunas de las consecuencias directas de esta crisis sobre la infancia, siendo cada vez más las entidades y organismos de referencia que ponen la voz de alarma sobre la necesidad de emprender medidas.

Es en este contexto donde surge la necesidad de promover una línea de ayudas específica para entidades que apoyan a menores en riesgo o situación de exclusión, especialmente centrada en todas las necesidades vinculadas, directa o indirectamente, con su situación emocional, con su rendimiento académico y adecuada escolarización.

Presenta tu proyecto a través del correo electrónico: menores@fundaciondisa.org

Documentación Relacionada